Aviso COVID-19: Estamos abiertos y comprometidos a prestar servicios legales continuos. Continuamos brindando consultas gratuitas y revisiones de casos. Aprende más>
Super Lawyers
Justia Lawyer Rating
Million Dollar Advocates Forum
Top 100 Trial Lawyers
Avvo Rating Badge - 10.0
American Association for Justice
BBB badge

¿Cuál es la Diferencia entre Compensación Laboral e Incapacidad?

En la Firma de Abogados Jeffrey S. Glassman, nuestros compasivos y experimentados abogados de compensación laboral de Boston trabajan para examinar todas las vías posibles de beneficios y recuperación.

Una lesión o enfermedad laboral que hace que una persona no pueda trabajar puede dejar a un empleado en una complicada situación financiera. Los gastos médicos están aumentando, y hay otras facturas por pagar.

Una pregunta que nos hacen a menudo es: "¿Cuál es la diferencia entre la compensación laboral y la incapacidad?"

La respuesta corta es: mucho.

Pero primero, algunas similitudes:

  • Tanto la compensación laboral como la incapacidad proporcionan pagos monetarios y apoyo a los trabajadores que sufrieron lesiones o enfermedades.
  • Los beneficios de ambos tipos varían según la ocupación y el estado. Por lo general, en ambos casos, los beneficios cubren una parte de los salarios hasta que el trabajador pueda regresar al trabajo.

Ahora, para resaltar algunas diferencias clave:

  • La compensación laboral es pagada por una póliza de seguro suministrada por el empleador. La incapacidad, mientras tanto, se paga a través del seguro de salud del empleado o del gobierno federal en forma del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (Social Security Disability Insurance – SSDI).
  • La compensación laboral cubre a un empleado por lesiones de las cuales el empleador sería responsable. Mientras tanto, los beneficios por incapacidad cubren lesiones que le impiden trabajar, pero que no están necesariamente relacionadas con el trabajo.
  • Los beneficios de compensación laboral generalmente duran más. Por ejemplo, los pagos de incapacidad temporal se pagan hasta que se alcanza la mejora médica máxima (en ese momento se puede ofrecer un pago global por incapacidad permanente). En algunos casos, los beneficios pueden durar toda la vida del trabajador o la de sus dependientes. Los beneficios federales por incapacidad pueden durar igualmente, pero los beneficios privados por incapacidad a corto o largo plazo solo están disponibles por un máximo de 26 a 52 semanas.
  • Los beneficios de compensación laboral son libres de impuestos. Los beneficios por incapacidad están sujetos al impuesto sobre la renta.
  • Los pagos de compensación laboral continuarán a una tasa parcial incluso después de que usted regrese a trabajar. Los beneficios del SSDI y los beneficios privados generalmente se detienen una vez que vuelve al trabajo.
  • La compensación laboral cubrirá todos los gastos de salud necesarios y razonables relacionados con la lesión o enfermedad ocupacional, sin deducible ni limitación. En los planes de salud grupales que dictan los programas privados de incapacidad, los pagos de facturas médicas suelen ser limitados. En algunos casos, el SSDI cubrirá los gastos médicos, pero existen varios obstáculos adicionales.
  • La cobertura de compensación laboral comienza inmediatamente después de su lesión/enfermedad. Usualmente, la incapacidad privada también lo hará, pero los beneficios del SSDI requieren un extenso proceso de solicitud, y generalmente los solicitantes soportarán varias apelaciones antes de la aprobación final.
  • Los beneficios de compensación laboral están determinados por la ley. El seguro de incapacidad privada dependerá del tipo de póliza.

Esto no quiere decir que los beneficios de compensación laboral necesariamente sean siempre mejores para un trabajador lesionado, pero existen varias ventajas con respecto a otros programas de seguro por incapacidad.

¿Puede un Empleado Lesionado Cobrar Ambos?

Técnicamente hablando, los trabajadores lesionados pueden tener derecho a compensación laboral, incapacidad privada y SSDI.

Pero reconozca que puede haber consecuencias al hacerlo.

Por ejemplo, los pagos de incapacidad de fuentes privadas, como pensiones o beneficios de seguro, no afectarán los beneficios del SSDI. Sin embargo, la compensación laboral y otros beneficios públicos por incapacidad reducirán sus beneficios del SSDI, o viceversa.

La regla general seguida por el SSDI es que, si recibe compensación laboral o algún otro beneficio público por incapacidad Y beneficios del SSDI, el monto total de estos beneficios combinados no puede exceder el 80 por ciento de sus ingresos actuales promedio antes de quedar incapacitado.

De modo similar, si presenta una demanda por incapacidad a corto plazo cuando debería haber estado recibiendo beneficios de compensación laboral, es probable que tenga que devolver una parte de los beneficios por incapacidad a corto plazo que recibió. Esto se conoce como "compensación".

Digamos, por ejemplo, que se deniega un reclamo de compensación laboral y el trabajador comienza a cobrar beneficios por incapacidad a corto plazo. El trabajador contrata a un abogado con experiencia en compensación laboral, y el abogado gana. El trabajador recibe el pago de beneficios. Pero ahora, al trabajador le han pagado dos veces por la misma lesión/enfermedad. Esto no está permitido, y el dinero pagado por la incapacidad a corto plazo tendría que ser devuelto.

Algunos trabajadores pueden tener un tipo de cobertura conocido como Seguro de Incapacidad Individual (Individual Disability Insurance) para ayudar a complementar los beneficios por incapacidad a largo plazo al proteger un mayor porcentaje de ingresos. Entonces, por ejemplo, podría cubrir cosas como bonificaciones, comisiones y otros incentivos que un plan tradicional de incapacidad a largo plazo generalmente no cubre. El Seguro de Incapacidad Individual está más orientado a ejecutivos y otros profesionales, aunque a veces también se extiende a otros en la fuerza de trabajo.

Comprender cómo estos beneficios pueden combinarse, o no, es una parte importante para averiguar cómo navegar mejor en el sistema a fin de maximizar sus beneficios. Nosotros podemos ayudarle.

Póngase en contacto con la Firma de Abogados Jeffrey S. Glassman hoy para una consulta gratuita y confidencial.

Llame al (617) 367-2900 – SIN CARGOS A MENOS QUE TENGAMOS ÉXITO

Comentarios de Clientes
★★★★★
"Estoy muy contenta con los servicios que brindan. Aunque odio haber estado sufriendo desde el accidente, estoy muy agradecida de tener a alguien trabajando duro a mi lado. Con tantas empresas en el área, es difícil saber cuál elegir; ¡Esta es una empresa que definitivamente pondrá el 110% en su caso!” Julie Tran, Google User
★★★★★
"Usé los servicios de la Firma de Abogados de Jeffrey S. Glassman para un doloroso y frustrante caso de compensación laboral y tuve una experiencia absolutamente fantástica. Fueron atentos, profesionales, expertos, transparentes y genuinamente cuidadosos. No puedo recomendarlos lo suficientemente." Anna K, Usuaria de Yelp