Aviso COVID-19: Estamos abiertos y comprometidos a prestar servicios legales continuos. Continuamos brindando consultas gratuitas y revisiones de casos. Aprende más>
Super Lawyers
Justia Lawyer Rating
Million Dollar Advocates Forum
Top 100 Trial Lawyers
Avvo Rating Badge - 10.0
American Association for Justice
BBB badge

Abogado de Accidentes en Piscinas en Boston

Las piscinas pueden proveer horas de diversión, pero también presentan varios peligros significativos. Las piscinas pueden ser tentadoras para los niños que deambulan dentro de una propiedad y causar que se ahoguen dentro de estas. Las piscinas pueden ser también peligrosas si no se les da el mantenimiento apropiado o si hay peligros de los cuales los usuarios de la piscina no tengan conocimiento, como un fondo demasiado poco profundo, una escalera defectuosa o un trampolín o resbaladero peligrosos. De hecho, el simple acto de nadar en una piscina sin un salvavidas es siempre riesgoso, ya que el ahogamiento es posible en cualquier momento.

En algunas instancias, los accidentes en piscinas pueden ocurrir como resultado de la omisión del dueño de la piscina o el operador de esta de asegurar la piscina como es requerido por la ley, supervisar a los usuarios de la piscina o asegurarse de que la piscina y el área alrededor estén seguros. Cuando un accidente de piscina ocurre debido a la omisión del dueño de la piscina o su operador de garantizar la seguridad, esto puede resultar en el dueño de la piscina siendo el responsable por cualquier lesión o muerte resultantes por ahogamiento. Si usted o un ser querido se ha encontrado involucrado en un accidente de piscina y quiere responsabilizar al dueño de la piscina o su operador, los abogados especializados en lesiones personales en Boston en la Firma de Abogados de Jeffrey S. Glassman, LLC están aquí para ayudarle. Contáctenos hoy mismo al (617) 367-2900 o llenando nuestro formulario en línea para agendar una consulta gratuita.

Responsabilidad por Accidentes en Piscinas en Massachusetts

Las piscinas son consideradas como una “molestia atractiva” a los ojos de la ley. Esencialmente, esto significa que pueden atraer a niños a entrar la propiedad sin permiso y esto resultar en que los niños sufran de daños significativos por un uso no supervisado. Ya que las piscinas no aseguradas presentan mucho peligro a niños, las ordenanzas locales, a lo largo de Massachusetts, les imponen a los dueños de las piscinas el requerimiento de mantener las áreas de piscinas cercadas, y a menudo, cerradas. Cuando el dueño de una piscina no obedece estas ordenanzas y no asegura la piscina apropiadamente, el dueño de la piscina se puede volver responsable por cualquier lesión o ahogamiento que suceda en la piscina- incluso cuando estas lesiones resulten a personas entrando a la propiedad sin permiso.

Los niños que entran sin permiso no son los únicos en riesgo de accidentes en piscina. Cualquier persona en una piscina puede estar potencialmente en riesgo de accidentes por saltos a la piscina, ahogamiento accidental u otros peligros asociados con el uso de la piscina. Los dueños de la propiedad tienen la obligación de asegurarse que la piscina se encuentre razonablemente segura con el fin de minimizar estos riesgos. La naturaleza exacta de esta obligación varía dependiendo de si la piscina es de propiedad privada o se encuentra abierta al público. Por ejemplo, las piscinas públicas generalmente requieren tener salvavidas en servicio, mientras que los dueños de piscinas privadas, típicamente, no están sujetos a estos requerimientos. Todos los dueños de piscinas o sus operadores, sin embargo, tienen la obligación de iluminar adecuadamente la piscina, mantenerla de manera segura y advertir a los invitados de los peligros que existe alrededor de la piscina como las áreas poco profundas para saltos.

Los drenajes de piscinas defectuosos y otros equipamientos peligrosos pueden resultar, también, en accidentes de piscina en Boston y en todo Massachusetts, y llevar a una demanda en contra del fabricante.

Cuando el dueño de una propiedad viola una obligación al violar una ordenanza de seguridad, al no mantener la piscina de una manera razonablemente segura o al no advertir a los invitados de los peligros en la piscina, este puede ser responsable de cualquier pérdida que resulte. Esto incluye daños de lesiones personales por facturas médicas, dolor y sufrimiento, ingresos perdidos y estrés emocional después de un accidente en una piscina. Esto también puede incluir daños por muerte por negligencia después de que el ahogamiento ocurre debido a un accidente en una piscina. Un abogado experimentado en lesiones personales puede ayudar a víctimas lesionadas en accidentes de piscinas a entender cuándo es responsable el dueño de la propiedad, a probar la responsabilidad y a recuperar la compensación apropiada por el accidente.

Para conocer más sobre cómo un abogado especializado en responsabilidad civil por inmuebles puede ayudarlo después de un accidente por ahogamiento, contacte a la Firma de Abogados de Jeffrey S. Glassman, LLC hoy mismo al (617) 367-2900 o en línea.

Comentarios de Clientes
★★★★★
"Estoy muy contenta con los servicios que brindan. Aunque odio haber estado sufriendo desde el accidente, estoy muy agradecida de tener a alguien trabajando duro a mi lado. Con tantas empresas en el área, es difícil saber cuál elegir; ¡Esta es una empresa que definitivamente pondrá el 110% en su caso!” Julie Tran, Google User
★★★★★
"Usé los servicios de la Firma de Abogados de Jeffrey S. Glassman para un doloroso y frustrante caso de compensación laboral y tuve una experiencia absolutamente fantástica. Fueron atentos, profesionales, expertos, transparentes y genuinamente cuidadosos. No puedo recomendarlos lo suficientemente." Anna K, Usuaria de Yelp